Portada > Cultura > Strato rock café: un templo para rockeros

Strato rock café: un templo para rockeros

Hablar de este establecimiento es hablar de música, pero antes de empezar a hacerlo, queremos dejar también claro que tampoco hay que pasar por alto ni sus pinchos ni sus mojitos. Si visitáis este local no os marchéis sin comprobar antes cómo saben cortar el jamón.

Lo dicho. Hablar del Strato es hablar de música, de rock, de guitarras, de una acústica que lo convierte en una de las mejores salas para actuar en directo. De ahí la larga lista que tienen de infinidad de grupos que quieren subirse a su escenario para tocar. Hasta Salamanca ha llego su fama y muy pronto podremos escuchar en Villarrodís a un grupo de estas tierras.

Cuando llegamos a este rock café nos reciben Avelino y Charlie. El primero sabe de hostelería; el segundo de música. Hace un año se juntaron para iniciar una aventura juntos “recibimos en el local unos veinte conciertos en directo con mucho éxito”, presume Carlos Liste, Charlie Strato entre quienes lo conocen. Con él nos sentamos a tomar una cervecita y sobre todo esto charlamos.

P-¿Qué es Strato Rock Café?

R-Un local donde escuchar rock, blues… donde puedes disfrutar de música en vivo y desde el que intentamos promocionar grupos gallegos, a gente de aquí, para que pueda tocar en público. También es un local donde puedes beber ginebra, mojitos, caipiriñas…

P-Haznos un poco de historia

R- Ahora celebramos nuestro primer año. En general bien, llevamos celebrados unos veinte conciertos, todos con mucho éxito. La prueba está en que el público repite. En este sentido nos estamos haciendo un hueco entre la gente que vive el rock. Además somos una alternativa para que la gente de la zona no se vaya a Coruña. Si la gente no se queda en Arteixo este pueblo es un desierto.

P-¿Quiénes son Avelino y Carlos?

R- Avelino es mi amigo desde hace muchos años con una experiencia de más de viente años en el mundo de la hostelería. Yo, Charlie Strato, entre los amigos, soy un rockero de toda la vida. Un día nos sentamos y nos planteamos trabajar en equipo.

P-¿Qué tiene de diferente este local?

R- Está todo diseñado por mí. Es un local temática, hay fotos, la opinión de los grupos que han pasado por esta sala, hay cuadros únicos de dos artistas de Arteixo, Diego y Miko, regalos de clientes, motos de los grupos moteros, portadas de discos… Strato café es una especie de templo, de museo del rock.

P-Háblanos de la música en vivo.

R-La gente que toca necesita que la escuchen. La música en vivo es una oportunidad, más para la gente de aquí. Fuimos pioneros en Arteixo y ojalá haya muchos locales como el nuestro, esto sería genial para el pueblo. Cada quince días tenemos un concierto en directo. Por cierto, que nuestra acústica es una de las mejores de Galicia, nuestra fama ha llegado hasta Salamanca. Este otoño nos visitará un grupo de allí.

La guitarra es la estrella de este rock café

 Este local debe su nombre a una fender stratocaster. La guitarra lo es todo en este local. Charlie strato se siente orgulloso de haber provocado con su pasión que muchos jóvenes se hayan apuntado a clases para saber tocar este instrumento. “El Strato es como una escuela”, apunta. En esta sala se puede palpar un movimiento rock.

Nos despedidos de Avelino y Carlos Liste. Pero Charlie nos confiesa un deseo “que esta aventura no se acabe nunca, que todos los días podamos hacer un concierto, que vinieran muchos grupos famosos y que se nos conociera por todo el mundo”.

Pero nosotros también sabemos que tiene otra ilusión: que pueda tocar en su local, su grupo favorito u2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *